La Colectiva Nacional Feminista “Ningún agresor en el poder” (Conafem) convoca a votar su vocera, Yolitzin Jaimes, quien contenderá contra Félix Salgado Macedonio, candidato de Morena acusado de violación.

En su cuenta de Facebook, la activista Yolitzin Jaimes aclara que no se trata de una candidatura independiente como tal, sino un llamado a crear un autogobierno feminista:

No es una candidatura independiente como tal , porque los registros expiraron y para ello se tuvo que realizar un proceso formal de registro. Es en primer lugar, un llamado a la construcción de un autogobierno feminista que rechaza la precandidatura, la candidatura y una muy terrible pero posible situación , la gubernatura de Guerrero , es declararnos organizadas en un autogobierno que rechace totalmente a un agresor sexual en el poder y contra un partido que se ha burlado una y otra vez de nosotras.

En segundo lugar, las feministas guerrerenses hacen un llamado a ejercer el voto con dignidad y colocar el nombre de Yolitzin Jaimes en el recuadro en donde dice “candidata no registrada”:

Como un acto de rebeldía contra el sistema de partidos que no nos representan y para demostrar que existimos, que decidimos en nuestros cuerpos y en las urnas, no nos salimos de los lineamientos porque por algo aparece ese recuadro en la boleta electoral.

“Nuestra dignidad sigue intacta”

Al respecto de la candidatura del morenista Félix Salgado Macedonio, acusado de violación y abuso sexual que cuenta con el apoyo del presidente Andrés Manuel López Obrador, Jaimes declaró:

Desde que ese agresor fue puesto para llevarlo al poder , sus seguidores se la pasan diciendo que el pueblo ya decidió y eso lo vamos a ver en las urnas. Quienes piensen que eso le da mayor ventaja, por favor recuerden que la ventaja se la dio Morena y se la siguen dando todos y todas aquellas que han normalizado la cultura de la violación y apoyan a un agresor sexual, así que si esa gubernatura se concreta estarían institucionalizando la misoginia en Guerrero, nuestras vidas se pusieron en riesgo, nuestros cuerpos han caminado 73 días de resistencia, pero nuestra dignidad sigue intacta.

Dejar respuesta