El número de casos mundiales de COVID semanales está disminuyendo y ha caído casi un 50% este año, dijo la Organización Mundial de la Salud (OMS) durante la noche del 15 de febrero.

Esta noticia increíblemente alentadora muestra el poder de las medidas de salud pública, pero debemos permanecer alerta. Bajar la guardia ahora, cuando surgen nuevas variantes, podría fácilmente revertir la tendencia.

“La semana pasada vio el número más bajo de casos semanales reportados desde octubre”, dijo a los periodistas Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS en una conferencia de prensa regular en Ginebra.

Tras señalar una caída de casi el 50 por ciento este año, enfatizó que “cómo respondemos a esta tendencia” es lo que importa ahora.

Aunque reconoció que hay más razones para tener esperanzas de controlar la pandemia, el jefe de la OMS advirtió que “el fuego no se ha apagado, pero hemos reducido su tamaño”.

“Si dejamos de luchar contra él en cualquier frente, volverá rugiendo”.

Esta grata noticia muestra que cuando los gobiernos responden rápidamente mediante la implementación de medidas de salud pública, cosechamos los beneficios incluso antes del lanzamiento generalizado de vacunas. Ese es un mensaje realmente importante ahora, y para cuando llegue la próxima pandemia (y otra eventualmente lo hará).

La cantidad de casos mundiales es considerable aún

Sin embargo, por muy buenas que sean estas noticias, todavía estamos viendo infecciones en cantidades bastante grandes en todo el mundo. Y, como lamentablemente hemos visto en el pasado, pueden surgir fácilmente oleadas posteriores de infección.

Ahora también tenemos una serie de variantes con las que lidiar. Incluso cuando comenzamos a comprender cómo las variantes que circulan ahora afectarán la efectividad de las vacunas actuales, es posible que podamos ver surgir otra nueva variante que revertiría la tendencia a la baja.

Esto sigue siendo un riesgo real cuando todavía hay tantas infecciones nuevas en todo el mundo y cuando tan pocos países han podido comenzar a vacunar.

Dejar respuesta