El Congreso de los Estados Unidos ha validado formalmente la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales en un día en el que una ceremonia se convirtió en una manifestación política sin precedentes.

La Cámara de Representantes y el Senado certificaron la victoria del colegio electoral demócrata en la madrugada del jueves, después de que una violenta multitud de alborotadores pro Trump pasaran horas corriendo desenfrenadamente por el Capitolio.

El vicepresidente Mike Pence, al declarar el total de votos finales detrás de la victoria de Biden, dijo:

Se considerará una declaración suficiente de las personas electas como presidente y vicepresidente de los Estados Unidos.

Después de afirmar que «nunca cedería» ante la manifestación horas antes, el presidente Donald Trump admitió la derrota en las elecciones del 3 de noviembre por primera vez, luego del conteo de votos.

El resultado nunca estuvo en duda, pero alborotadores interrumpieron la ceremonia, por que se abrieron paso entre las barricadas de seguridad, rompieron ventanas y entraron hasta el edificio del Capitolio.

Una mujer perdió la vida, rompieron ventanas y la turba obligó a los miembros del Congreso y sus asistentes a huir del edificio, protegido por la policía del Capitolio.

El alboroto comenzó poco después de que Trump repitiera sus afirmaciones infundadas de fraude electoral a miles de manifestantes que había invitado a Washington.

Trump dice que habrá una “transición ordenada”

Trump dijo que habría una «transición ordenada el 20 de enero».

«Aunque no estoy totalmente de acuerdo con el resultado de las elecciones y los hechos me confirman, habrá una transición ordenada el 20 de enero», dijo Trump en un comunicado publicado en Twitter por sus colaboradores.

Su cuenta personal fue bloqueada por la empresa de redes sociales por publicar mensajes que parecían justificar el asalto a la sede de la democracia nacional.

Dejar respuesta