El candidato demócrata Joe Biden ganó las elecciones presidenciales en Estados Unidos, ¿cuáles son las repercusiones para México? La llegada de Biden a la presidencia será benéfica para México en materia de migración, comercio y remesas, consideró la calificadora Fitch Ratings

La calificadora internacional del riesgo crediticio estimó que consolidar la recuperación económica de Estados Unidos con la administración entrante apoyaría las exportaciones latinoamericanas, así como los flujos de remesas a México y Centroamérica.

Biden podría llevar a cabo una política menos agresiva

En su opinión, también es poco posible que existan más fricciones en la relación comercial entre ambos países, considerando que él apoyó el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Anticipó que la administración entrante en Estados Unidos adoptará un enfoque más convencional de la diplomacia. Por ejemplo, agregó, es probable que el presidente electo Biden utilice una retórica menos agresiva hacia México con respecto a la migración.

Por otra parte, Fitch destacó que una administración estadounidense dirigida por el presidente electo Joe Biden puede promover un recompromiso constructivo de Estados Unidos con América Latina, aunque el enfoque a corto plazo entre las partes permanecerá en temas internos.

“Ciertas iniciativas de política que, probablemente, sean una prioridad, en particular una nueva ley de estímulo interno, serían positivas para las economías latinoamericanas”, expuso la firma en un comentario especial.

Refirió que, como la economía más grande del mundo, emisor de su moneda de reserva dominante y poder diplomático y militar preeminente, las decisiones políticas de Estados Unidos a menudo tienen impactos significativos en otros soberanos calificados por Fitch, y su proximidad significa que América Latina puede verse fuertemente afectada.

Esto bajo un contexto donde las economías de América Latina van a estar preocupados por la política interna, incluida la protección de la salud pública;  la recuperación de la pandemia en un contexto de déficits presupuestarios más amplios, grandes sobreendeudamientos públicos, bajos precios de las materias primas, crecimiento estructuralmente débil y posibles tensiones políticas y sociales resultantes del debilitamiento social.

Dejar respuesta