La propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador para reformar el sistema de pensiones de nuestro país es necesaria porque el mercado laboral mexicano tiene muchos altibajos, de acuerdo con Ricardo Martínez Rojas.

Ricardo Martínez Rojas, socio de la firma de abogados D&M y vicepresidente jurídico de Seguridad Social de la Confederación de Cámaras Industriales, detalló que el propio mercado laboral está muy accidentado , y lo primero que no se previó es que los salarios serían muy bajos:

La propia fuerza del empleo mexicano no permitió que el sistema de pensiones se fortaleciera adecuadamente. No quedó de otra más que bajar las semanas de cotización de 1,500 a 1,000, pero con una transición que comenzará con 750 semanas.

El especialista afirma que 76 por ciento de los asegurados no tendrían derecho a una pensión por no cumplir con los requisitos obligatorios por ley para obtener una pensión:

Ya sea que no cumplen con las mil 250 semanas de cotización o no tienen el capital suficiente para generar la pensión mínima garantizada que es aproximadamente de 3 mil 274 pesos al mes.

Bajo este esquema, señaló el experto, es importante la existencia de la reforma en materia de pensiones bajo los siguientes términos: reducción de las semanas de cotización forzosa para el retiro de mil 250 a mil, pero iniciando con 750 aumentará en forma paulatina.; aumentar la cuota patronal de 5.50 por ciento en forma gradual hasta un 13.875 por ciento del salario base de cotización para la rama de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez. Este aumento iniciara hasta el 1 de enero de 2023 hasta el 2030.

Acerca de las comisiones de las afores, son de las más altas en el mundo y no deberán ser superiores a las observadas en otros países en la misma etapa de desarrollo o antigüedad de contribución definida, advirtió un análisis de abogados laborales.

Dejar respuesta