Las Oficinas Familiares se han inclinado por la tecnología tras los cambios que han surgido debido a la pandemia y aunque esto representa un nuevo formato, el especialista en inversiones Rodrigo Besoy Sánchez indicó que será necesario mantener los pilares del modelo tradicional ya conocido.

«El gobierno,  reglas internas claras, roles definidos y pensamiento estratégico seguirán siendo una base que llevará las Oficinas Familiares al éxito sin importar su formato», mencionó.

La pandemia trajo consigo la urgencia de la digitalización y de hacer de la tecnología un aliado para mantener la operatividad y organización de las Oficinas Familiares.

Sánchez Besoy argumentó que tras estos cambios será primordial mantener nuestra atención en la preservación de la riqueza, protección de activos, nuestros inversionistas y en la estructura interna para que sea capaz de soportar la volatilidad de los mercados.

El especialista señala que si bien las Oficinas Familiares mantienen cierta ventaja sobre otros modelos y organizaciones enfocadas a la inversión, al tomar decisiones con miras al éxito a largo plazo, las reglas del juego han cambiado y por ello deberán pensar en una reorganización y definir metas distintas que se adapten al contexto actual y futuro.

Las Oficinas Familiares Virtuales tendrán mayor fuerza en los próximos meses y su éxito se basa en su modelo de negocio híbrido que traerá comunicación eficaz entre quienes las conformen y una reducción de costos considerables que podrán ser evaluados a corto plazo.

“Flexibilidad y capacidad de adaptación serán habilidades que deberán desarrollar las Oficinas Familiares tradicionales para asegurar su funcionamiento. Nos encontramos frente al inicio de una nueva era en los negocios y esto demanda acciones rápidas pero bien estructuradas” Concluyó Besoy Sánchez.

Dejar respuesta